Uvas

Diseña un cronograma en su mente. Las uvas aparecen,
altas, y el hombre las mira con intervalos abruptos, como
desviándose de su ruta: unas líneas de hilo rojo,
con números, tachaduras, signos que los modifican.
Las uvas templadas. Entre luces del día.
Y reales. La idea de las uvas no cuaja en el próximo mes.
De vidrio, un terciopelo azul interior, cubriéndolas,
ellas parecen girar con una naturaleza musical que recupera
su forma infantil. Alrededor suscitan meros reversos.
Obnubilados puntos.